Buscar este blog

viernes, 2 de diciembre de 2016

Borges o yo


a mi abuelo, cuya prosa busco

Una vez me hice una propuesta. Escribir una autobiografía usando solamente palabras de Borges, cuyas obras completas llegué a conocer, de manera natural, casi de memoria. Al término de las primeras páginas la empresa era exitosa; sin esfuerzo hablaba de mí con las palabras del otro; pero la sensación que me dejaba la lectura era a la vez reveladora y espantosa. La vida que quedaba articulada en esas páginas coincidía, de cerca, hecho por hecho, fecha por fecha, imagen por imagen, con la vida que yo me había propuesto figurar, la mía. Vista de lejos (o, quizá lo que es lo mismo, con mayor profundidad), esa vida era, esencialmente, la de Borges.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada